Henry Mancini, entre Orson Welles y Bruce Willis

Henry Mancini (1924-1994) fue uno de esos grandes compositores de bandas sonoras que la mayoría recuerda por la película Desayuno con diamantes (Breakfast at Tiffany's). Aquella secuencia en la que Audrey Herpburn canta rasgando su guitarra Moon River ya forma parte de la memoria colectiva de todos los amantes del séptimo arte.
 


Sin embargo, muchos otros fueron los temas que este creador compuso, haciendo brillar más si cabe historias divertidas, dramáticas, románticas y detectivescas como solo la música puede hacer, tanto en la gran como en la pequeña pantalla.

Mancini, que había iniciado sus estudios musicales en la Juilliard School of Music, y que posteriormente los continuó con músicos como Mario Castelnuovo-Tedesco y Alfred Sendry, fue el arreglista de la orquesta de Glenn Miller y Tex Beneke. Y en 1952, cuando comenzó a trabajar para el mundo del cine, su vida cambió por completo. 

Seis años después, firmó su primera obra en solitario: Sed de Mal (Touch of Evil) de Orson Wells, tras lo cual se encargaría de la música de la serie televisiva Peter Gunn (1958). Ya en los años sesenta, compuso sus grandes éxitos, como Desayuno con diamantes (Breakfast at Tiffany's, 1961), Días de vino y rosas (Days of Wine and Roses, 1962) y La Pantera Rosa (The Pink Panther, 1963), a los que seguirían muchos otros, entre los que cabe destacar Granujas a todo ritmo (The Blues Brothers, 1980)Victor o Victoria, con la que ganó un Oscar en 1982.

Serie televisión de televisión de James Brolin
FUENTE: Amazon
Al margen de todo ello, Alfred Hitchcock rechazó los temas que había creado para Frenesí (Frenzy, 1972). A Mancini no le sentó muy bien aquel rechazo, viendo cómo el trabajo se le asignaba a Ron Goodwin. Aquella colaboración con el gran maestro del suspense no llegó a buen puerto y lo único que se llevó de ella fue una caja de Château Haut-Brion que le mandó el director como premio de consolación.  

Pero al margen de las grandes obras de Mancini, también se encargó de la composición musical de dos series de los años ochenta que contaban con gran cantidad de telespectadores. 

La primera de ellas es Hotel, creada por el rey Midas de las series de la época, Aaron Spelling, y basada en la novela de Arthur Hailey del mismo título, que ya había sido adaptada para la gran pantalla en 1967. Gracias a Hotel muchos conocimos a James Brolin y a Connie Selleca y su éxito fue tal que duró cinco temporadas.

Series de los ochenta
FUENTE: Amazon
La otra serie, que también llegó a las cinco temporadas, fue Remington Steele. Muchos años antes de que Pierce Brosnan interpretara al emblemático agente secreto 007, se asomaba a nuestras pantallas como un elegante y joven detective que volvía locas a todas las espectadoras de este país, que esperaban a que terminara el telediario para disfrutar con el café de su serie favorita. Recordemos que aquellos eran los tiempos en los que la televisión española contaba con un par de canales. 

Bruce Willis y Kim BassingerA decir verdad, el compositor tenía buen oído para esos guiones en los que la tensión sexual  no resuelta entre los protagonistas era un componente esencial, así como la presencia de actores que, con el tiempo, afianzarían sus carreras. 

En 1987, siete años antes de su fallecimiento, Mancini se encargó de los temas de una entretenida comedia protagonizada por Bruce Willis y Kim Bassinger: Cita a ciegas (Blind Date, 1987), del director Blake Edwards, uno de aquellos con los que más había colaborado a lo largo de su carrera.

Desde luego, su música forma parte de la banda sonora de nuestras vidas.





CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada